Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Yoga en Pareja

Cuando nos ponemos en la tesitura de tener que ejercitarnos en pareja, nuestro grado de aceptación se pone mucho más en evidencia. La adversidad se acrecienta porque el reto de resolver el “koan” de la ecuación “dos o más igual a uno” es el reto de todo yogui.
Acepta
al otro, sea alto, bajo, gordo, feo, escuálido, repelente, tullido, pedante o ignorante. Porque sólo se evoluciona amando lo que ser odia.
Acepta porque “haz a los demás lo que quieras que te hagan a ti”
y porque sólo aceptando te aceptarán.
Acepta tus límites porque son la semilla de lo Infinito.

A nivel práctico, date un tiempo para crear la posición, analizarla y luego salir de ella y observar los efectos.

No quieras crear proezas físicas, no sirven más que para llevarte algún coscorrón; la habilidad tiene que ser la de saber estar, no la de saber hacer. El saber hacer viene por añadidura a la práctica; el saber estar viene por elección, humildad, aceptación, consciencia y sabiduría.

No reacciones si el otro no sabe o no puede, aprende a crear condiciones para que pueda y sepa. No reacciones si no puedes o no sabes, piensa que el compañero es tu maestro que te ayudará para que “puedas lo que no sabes y sepas lo que no puedes”.